LA STARTUP|LA EMPRESA TECNOLÓGICA DEL SIGLO XXI.


STARTUP Y BUSINES ANGELSLA STARTUP, INNOVACIÓN Y TRASGRESIÓN.

“Las cosas suceden y luego las entendemos. Esta cita de J. L. Borges puede ser aplicada en toda la extensión de su significado a la velocidad de vértigo que a veces imprime la Nueva Economía digital a los procesos de cambio que se generan en su interior. Dentro de esta dinámica de actividad y creatividad podemos destacar un tipo de  compañías que cada día proliferan más en el universo empresarial de la Sociedad del Conocimiento. Una de las estrellas rutilantes y generadoras de cambio en el tejido productivo de la Nueva Economía son las denominadas startup.

 Se trata de compañías tecnológicas con tamaño pyme vinculadas a la economía tecnológica. La startup se fundamenta en un plan de negocio que se orienta estratégicamente a la innovación y puesta en valor de una idea rompedora, incluso a veces trasgresora.

Este carácter un tanto transgresor de la startup es a veces la clave fundamental de su éxito, ya que se basa en formas de pensamiento nuevas y alejadas de los parámetros oficiales que marcan lo que es conveniente. Precisamente, por generarse a veces contra toda lógica oficialista y desafiando las formas de pensamiento al uso, precisamente por esto, muchas startup aprender a convivir con altas cotas de incertidumbre y riesgo junto con éxitos rápidos y todo ello se realiza bajo el empuje y supervisión de un capital humano compuesto habitualmente por varios socios/colaboradores que se implican en el proyecto con el objetivo de obtener altas rentabilidades en el corto plazo y sin vocación inicial de perpetuarse en el tiempo como organización estable.

Una startup tiene como señas de identidad diferenciadoras de otro tipo de empresa, la búsqueda de nichos de negocio que posean gran capacidad de réplica. Es decir, con capacidad de poder reproducirse, exportarse, repetirse (replicarse) en otros sectores de actividad e incluso en otros ámbitos geográficos. Al mismo las startup procuran que la idea de negocio permita a la compañía ser escalable, es decir que tenga un alto potencial y capacidad de crecimiento en relación a su tamaño sin que esto comprometa un aumento de plantilla.

Tanto los procesos de réplica como los de crecimiento de escala de las startup no llevan aparejado una acción de réplica en cuanto a recursos humanos, es decir los incrementos de negocio no producen aumentos de plantilla ni gastos adicionales significativos de mano de obra.

Las startup se componen de un número de socios no muy numerosos pero si muy activos e implicados. Normalmente se trata de especialistas sectoriales (investigación, mercadotecnia, producción, control de calidad, etc) que imprimen como señas de identidad de la empresa, un uso masivo de las t.i.c., una gran capacidad de cambio y adaptación, flexibilidad y asunción de riesgos, y todo en pos de una idea que innove y aporte algo nuevo al mercado en general y al consumidor final en particular. El hábitat natural de este tipo de empresa es Internet y sus sinergias (incluidas algunas redes sociales) son utilizadas tanto para darse a conocer como para el propio desarrollo del negocio-producto.

LA ESTARTUP: NOVEDOSA, ARRIESGADA, TEMPORAL Y PRODUCTIVA.

Habitualmente las startup tratan de explotar nichos de mercado con un alto potencial, aunque con una limitación en el desarrollo temporal muy marcada, tal sería el caso de desarrollar y/o comercialización de un accesorio aplicado a la telefonía móvil, o la implantación de un programa informático innovador capaz de crear un nicho de mercado rápido y ágil, con una imagen de marca diferenciada de la competencia y que impacte en el cliente-consumidor generando altos beneficios en el corto plazo. A veces el propio carácter innovador de la startup implica la creación de un nuevo mercado para ese portafolios de productos de  moda o última generación, con lo que esto conlleva de riesgo e incertidumbre por un lado y de grandes expectativas de ganancia rápida por otro.

La limitada y temporal dimensión empresarial de las startup y su propia estructura de i+d+i, las convierte en un tipo de empresa interesante ya que con inversiones de nivel medio-bajo es factible obtener (si la idea es buena) altas ganancias en los primeros ejercicios, de manera que la participación de inversores particulares en las startup es frecuente. Esta es también una  seña de identidad añadida de las startup, los proyectos implican a veces niveles de riesgo superiores a otro tipo de compañías, aunque en contraposición ofrecen un mayor potencial de ganancia, lo que supone la captación de inversores con un determinado perfil socioeconómico. La financiación típica de las startup está caracterizada por business angels*, ya sea a titulo particular o bien asociados en redes de diversa composición, institucional, privada o mixta.

Las startup, centradas habitualmente en vender un producto pensado y diseñado para el cliente final, suelen tener un desarrollo vital limitado en el tiempo. Como estrella fugaces, las startup nacen, innovan, desarrollan, triunfan (o no) y son compradas por empresas de mayor dimensión, fusionadas con otras compañías o reorientadas hacia nuevos proyectos de negocio.

* “Un business angel es un individuo o grupo  que provee capital a una startup, usualmente a cambio de participación accionarial ”  Wikipedia.

“Comunicar para aprender y aprender.”

                                                     

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s